martes, 15 de mayo de 2012

Mi rancho tiene corriente



Mi rancho aura es un chalet
todo lo he modernizau,
tantas cosas he comprau,
toda mi plata gasté;
hasta cocina compré
pa'jubilar al fogón,
también conseguí un "jüentón"
que sive pa'bañadera
y con bolsas de arpiyera
me hice un baño en un rincón.

Al farol lo regalé
aura tengo: "luz corriente",
50 focos potentes
en todo el techo colgué.
Primero me encandilé
cuando la hicieron prender,
me quise descomponer
sin saber ya lo que hacía
a los focos aplaudía
yo queriendo agradecer.

A la noche me acosté
y los comencé a soplar,
los hacía pestañar
pero al fin me desinflé.
De nuevo me levanté
ya vide no era chacota,
con una rabia grandota
que de a poco iba juntando
se las mandé revoliando
contra el foco, mis dos botas.
Mi mujer siempre quería
tener un televisor,
lo compré con un señor
dentro el cajón ya venía.
Charlaba y señas hacía,
baquiano pa'aconsejar
no hacía más que recalcar
donde venden más barato
y dentro del aparato
aura quiere gobernar.

Por hay en su conversación
me hablaba de unas bombachas
bastante "güenas" de fachas
que me yamó la atención,
pa aprovechar la ocasión
le pregunté yo al de adentro:
-"¿Cuánto sale con descuento,
yo se las pago al contau?"
pero si será atrasau,
ni contestó el desatento.


Mi mujer entusiasmada
todo el día anda charlando,
con el hombre conversando
se lo pasa acompañada.
"Hay que ser más educada",
se lo tuve que aclarar,
"ese hombre se va a cansar...
"Dejálo se caye un rato
"que salga del aparato
por lo menos pa'almorzar".

¡Qué lindo, electricidad!
pa'secarnos la cartera,
dejarnos de esa manera
a tono en la actualidad;
tenemos comodidad
y los ranchos adornaus,
los bolsiyos bien pelaus
que nos hace en el presente:
total tenemos corriente
y candiles jubilaus.

No hay comentarios: