martes, 8 de mayo de 2012

Convite


Ya está el rodeo parao
y los fogones prendidos;
el vacaje, a los balidos
remolinea asustao;
un criollo viejo ha dentrao
en un pingo tobiano
con tres rollos en la mano
el gaucho se tiene fe,
saca enlazao, del revés,
del cogote, un orejano.

Lo cincha al descampao
y le afloja dando punta,
quiere probar una yunta
que lo espera, de volcao,
cae en el suelo, estirao
por una armada certera,
le ha entrao hasta la pera
y ya corre el marcador,
y grita el enlazador:
"¡Apreten lazo afuera!".

Queda el cuadril humeando
y capan si hay que capar,
y después de señalar
lo largan trastabillando,
la cabeza coloreando
a cuchillo descornao
le llueve de todos laos
los lazos como bandada,
las patas acalambradas
entra al rodeo asustao.

Viene el asao con cuero,
pasteles y empanadas,
hacen correr la calzada
y tocan los musiqueros,
y el que trae un ligero
viene dispuesto a ganar
y desafía al enfrenar
pero en tono de confianza
sin discutir la distancia
corren montar y montar.

Y terminada la marcación
de la yerra entre vecinos,
corrió la bota de vino
y de ginebra el porrón;
ya cerrada la oración
se empiezan a retirar,
cada cual quiere cambiar
a la pasada el montao:
el patrón les ha ordenao
otro rodeo parar.

1 comentario:

enletrasarte, Omar dijo...

linda estampa, del quehacer campero y criollo
saludos