domingo, 21 de octubre de 2012

La milonga y el mar (Milonga corralera)



La milonga corralera
Hablando está con el mar
Le cuenta cosas de antaño,
Las olas vienen y van,
De tiempos que ya se han ido
Y que tal vez volverán.
La milonga corralera y el mar ...


(Floreo:)
La milonga corralera
Con el mar en sus anhelos
Con un celeste de cielo
Y blanco de espuma espera,
Levantar una bandera
Como una estrella encendida,
Como una venda en la herida
Que la quiere restañar
Porque es una cuna el mar
Que está meciendo la vida ...


El viento en los medanales
Se puso atento a escuchar
Pa' ver si hablaban del hombre
Que suele el alma manear,
Con cantos que son lejanos
A nuestra forma de amar.
La milonga corralera y el mar ...

(Floreo:)
Nuestra forma, nuestra idea,
En la tormenta y la calma,
Libera el hombre su alma,
Con lo ajeno la manea
Pero si anda en su tarea
En su tierra y en sus montes
Y sin gastarse en aprontes
Sabe cumplir con su rol,
Encuentra su propio sol
En un cercano horizonte!

 
Los pichones como niños
Desamparados están
Como el malambo y la huella,
Danzas que habrá que guardar,
Pa' la guía de los mozos
Que saben que hay que salvar.
La milonga corralera y el mar...

(Floreo)
Pichones con su ternura
Que a la niñez se parece,
Cuando la vida amanece
Sencilla, profunda, y pura,
Manantial de la dulzura,
Desde ya yo lo aseguro
Clareando el camino oscuro
Desde el alma a la conciencia,
Salvaremos la inocencia
¡salvaremos el futuro!

 
Gaviota símbolo inerme
Del verde campo del mar,
Velamen a la deriva
A punto de naufragar,
Solo escuchando lo eterno
La tierra vuelve a cantar.
La milonga corralera y el mar...


(Floreo)
Conjugando el verbo amar
En todos los tiempos pienso,
Se va a pintar ese lienzo
Imposible de borrar.
Y nadie puede negar
Que esto es querer a este suelo,
A sus sueños, sus anhelos,
Sus cosas buenas y malas
¡No destruyamos las alas,
Que es ya destruir el vuelo!


La patria es más que bandera
Flameando en la soledad,
Es arraigo, es horizonte,
Plumón de nido, canción,
Es un fogón encendido
Que sabe el alma entibiar.
¡la milonga corralera y el mar!