miércoles, 28 de noviembre de 2012

Mío, no tengo nada



Yo nunca tuve tropilla
ni ambiciones de tener;
no me desvelo queriendo
lo que pa mi no ha de ser...

De a pié, no me ha visto naide;
en matungo ni en cansao;
y ¡mío! no tengo nada...
mas que un lazo "mal trenzao"...

Ocioso, nunca lo estuve-
soy comedido, demás-
ni me atraso en acomodos,
ni me he tenido que alzar.

Llego a tiempo sin apuro
con el pingo, barajando...
El mundo se me hace chico
cuando me siento a caballo.

Mentiras... parecerían
cosas que son la verdá:...
Zonceras... son imposibles
faltando la habilidá.

Un ciego tiene fortuna;
recursos dá la experiencia:
con el cinto lleno de oro
se muere de hambre un sotreta...

Yo ni soñando he tenido
tropilla de un mesmo pelo...
Ni en pelos puedo fijarme,
porque siempre monto ajenos.

Pero tengo güena mano
y en los hechos me acredito:
mis lujos, son emprestaos...
Lo que me suebran , son pingos!...

Hay hombres con otra suerte;
que tienen flor de tropilla...
y les ocurre, por contra,
quedar de a pié, con las chinas.

Mayo 31 de 1936