lunes, 19 de noviembre de 2012

Alvertencia




Cesó la tormenta de verano y en el espacio,
se hace la luz  como en un nuevo día
y nuestro gaucho se asoma al campo
y con asombro y pena, ve un árbol...

¡Un tala: abierto a la mitad
y a todo el largo, por un rayo.
Se acerca, lo observa...,
luego como a un hombre muerto
así le habla:
.........................................................................


"Juerte, lo han castigao, al duro Tala!...
Le habrán hecho pagar, algún delito!...
Quizás por estar solo, y mirar alto,
El mesmo cielo, lo creyó enemigo!...

Se hubiese amontonáo con los del monte,
Que se rejuntan, pa tener reparo;
Y aunque tuitos sean flojos, en pandilla
Al propio ventarrón, le niegan paso!

Vea lo que ha ganao, con su guapeza!...
Tendría, en su poder, mucha confianza!...
Aprienda que, pa ser algo, en la vida,
Mesmo la juerza, y el valer, no bastan!...

Pero a usté, lo ha matáo el desengaño!
Quizás ni pa saberlo, tuvo tiempo,
Y cuando vio las luces del relámpago,
Abrasáo por el rayo, estaba muerto!...

Ayer mesmo, lo vide: una hermosura!...
Sus hojas parecían, tuitas pájaros!...
Como alas se movían y era el ruido
Como si juesen cantos!...

Y los pájaros mesmos, que cantaban,
Quietitos, dispersáos por el ramaje,
Figuraban ser hojas diferentes
Que tenían un canto de otra clase...

¡Vea cómo ha quedao!... Como un dijunto
Que por milagro no se viene al suelo!...
Como un crucificao, que lo sostiene
La cruz que forma con sus propios güesos!...

Es un tajo de fuego,
Que lo abrió a la mitá y a tuito el largo!...
Y le voltió esa rama, que ha metido,
Como dedos, las puntas en el barro!...

Tal vez quiso afirmarse, en el momento
De sentir que la herida lo vencía;
Buscó apoyo en la tierra con un brazo
Y el otro brazo, lo estiró pa arriba!...

Allá, cuasi en la punta,
Tiene un nidito que ha de estar quemado!...
Ha pensáo en salvarlo... me figuro...
Y no pudo salvarlo!...

Lindo juese, que áhi mesmo haga su cría
Una yuntita'e pájaros...
.......................................................
Usté muerto, y con un puñáo de vida,
Mostrándolo, en la mano!...