martes, 23 de julio de 2013

Sogas y tientos




Me
está trenzando la muerte
a mi, que he sido soguero,
he mazetiao varios cueros
pero nunca el de la suerte,
me hicieron de soga juerte
sin ninguna injeridura,
he guardao la compostura
sin ayudar a estribar,
nunca me han visto adular
aunque desiara una achura.

Juego ‘e sogas, maniadores,
botones, lazos, torzales,
bombas, tientos y ramales,
encimeras y atadores,
pegual, pretales, fiadores,
alguna cincha, un corrión,
han salido pa’l varón
que nunca empuña la lanza,
engordando la esperanza
de paz, amor y nación.

No se enlaza el sentimiento
ni se cincha el corazón,
no se embozala el perdón
ni se piala el pensamiento;
el hombre de entendimiento
al de tiro no amordaza,
si es brioso o tiene cachaza
le busca la inclinación,
no es tan varón el varón
que de miedo se acoraza.

No me han gustao los patrones
echadores por delante,
aguaitando como enantes
que los piones sean más piones;
ellos creen que son garrones
que solivian tuito el peso,
yo no tengo mucho seso
y no pialen mi opinión:
sin igualdá y sin razón
el caldo se pone espeso.

Ya no me quedan más rollos,
me espera la sepoltura,
soy de abajo y tuve altura
nunca anduve con embrollos;
que vaya pa’ los cogollos
una güena indicación:
sigan rumbo a la razón,
al sudor no se le sienten,
no escuchen a los que mienten
y encaren al ventarrón.