miércoles, 10 de julio de 2013

Pa'no ofender


Yo soy como esa espumita, señor,
que va en el lomo del río,
apenitas sí soy algo, señor,
ande me lleve el destino,
apenitas sí soy algo, señor,
ande me lleve el destino.


A veces suelo crecer, señor,
cuando me topa algún vino,
otras veces soy humito, señor,
a la orilla de un camino,
otras veces soy humito, señor,
a la orilla de un camino.


En la mañana soy silbo, señor,
sobre la huella de Caín ,
por la noche soy apenas, señor,
el fuego de mi cigarro,
por la noche soy apenas, señor,
el fuego de mi cigarro.

 En la alegría soy canto, señor,
en el dolor, soy tristeza,
por la injusticia yuyito, señor,
apretao contra la tierra,
por la injusticia yuyito, señor,
apretao contra la tierra.

 Y andan diciendo por ahí, señor,
que yo no tengo pacencia,
porque por ahí pego el grito, señor,
que golpea alguna concencia,
porque por ahí pego el grito, señor,
que golpea alguna concencia.


 
Concencia es solo un decir,
pa’ no ofender, nada más.