miércoles, 3 de julio de 2013

Cielito Federal


 Recopilación de Atilio Reynoso:

Cielito, cielo nublado
Por la muerte de Dorrego,
Enlútense las Provincias,
Lloren cantando este cielo...
Lloren cantando este cielo.

Cielo Cielito Argentino
Cielito del buen Soldado
Por ahí anda un asesino
Que quiere verlo enlutado...
Que quiere verlo enlutado.

Cielo cielito celeste
Cielito del Coronel
Mejor cuídate paisano
Si estabas del lado de él...
Si estabas del lado de él.

Cielo mi cielito triste
A Dorrego lo mataron
Ya estamos viendo su poncho
Teñirse de Colorado...
Teñirse de Colorado.
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Recopilación de Lic.Prof. Carlos Pachá:

 Este es el cielo'e los cielos
que hemos todos de cantar
porque ya los unitarios
nos quieren esclavizar.

Cielito, cielo que sí,
Cielo de Carlos de Alvear,
Que con Lavalle a Dorrego
Se han propuesto fusilar.

Ellos con baja traición
del puesto lo derribaron,
sin mirar que las provincias
su poder delegaron.

Cielito, cielo y mas cielo,
cielo de honor ultrajado
mas ellas se han de vengar
su derecho al ver violado.

Si generosas obraron
con la facción abatida,
prueba es de su dignidad
el no haber sido homicida.

Cielito y gloria del cielo,
cielito de federales,
que han de triunfar animosos
como en todas las edades.

El trece lo ejecutaron
al gobierno nacional,
temiendo que a las provincias
él se fuese a refugiar.

Cielito, cielo de Rosas,
el general de campaña,
que en venirse a Santa Fe
hizo una gallarda hazaña.

Si Lavalle ha fusilado
a Dorrego en Navarro,
campo infausto, la Nación
castigará tal desbarro.

Cielito de los civiles,
cielo de vías legales,
que siempre secta unitaria
reclama de Federales.

En el siglo de las luces
que tanto han vociferado
vemos atentados bruscos
de un pueblo incivilizado.

Cielito, cielo de plata,
cielo de la montonera,
aunque no tienen cultura
no harán acción tan grosera.

La sangre que derramó
Lavalle, sin miramiento,
en Navarro de Dorrego
despide un fatal aliento.

Cielito, cielo de errores,
cielo de los levantados,
renacen, como el pelícano,
de ellas miles de soldados.

Vive López, vive Bustos,
Corvalán, Ortiz, Quiroga,
solo Ibarra y Ferrè
sobra para aquella droga.

Cielito, cielo y mas cielo,
cielito del delegado,
Almirante que lo han hecho
creyendo haberle ganado.

Vente, pues, vano Lavalle,
si quieres medir tu espada,
que con Dorrego indefenso
acción fue muy degradada.

Cielito, cielo nublado
por la muerte de Dorrego,
enlútense las Provincias,
lloren cantando este cielo.

Es verdad que en el Empíreo
debe hallarse este pimpollo
de valor, que honrará siempre
su alma grande, el fiel criollo.

Cielito, cielo de "acasos"
que en este mundo suceden,
pues vemos cosas tan raras
que esperarse no se pueden.