sábado, 27 de julio de 2013

No se asusten



Aquí me tienen señores
con la encordada en la mano, 
como ven, soy un paisano
que no ha conocido amores, 
llenito de sinsabores
siempre aporriao por la suerte,
pero de espíritu fuerte
p'aguantar los cimbronazos
y sin recular un paso
así me tope la muerte.

Soy un hombre de respeto
y a las pruebas me remito,
hace mucho que solito
las bombachas me asujeto,
difícil que aguante un reto
o que me hagan aflojar,
siempre me gustó tirar
con las mías créanme,
porque nunca precisé
de vejiga pa nadar.

Me gusta de cuando en cuando
atracarme a un mostrador, 
y sin ser gran tomador
chupo si andan obligando, 
si un paisano está cantando
lo escucho con atención, 
y al ser linda la ocasión
hecha como de medida, 
pido un barato enseguida
y le canto a la reunión.

Yo ando solo por la vida
libre de toda coyunda, 
y en mi libertad se funda
mi altivez nunca vencida, 
le hago frente a la partida 
si hay que defender el cuero,
y a ninguno le tolero
ni un chiquito de insolencia,
porque me viene de herencia
ser templao como el acero.