sábado, 6 de julio de 2013

Apadrinando




Dentra en el mundo el cristiano
sin alforjas, limpio y puro
pa'que a tuito su futuro
lo enfrente idialmente sano;
luego ha de hallar el pantano
de la existencia ladina
que ha de clavarle la espina
pa'cerle perder el rumbo
y golpiarlo en más de un tumbo
dentro una turbia ñeblina.

Y cuando cáido en la lucha,
con ganadas y perdidas,
soporte las sacudidas!
verá de aguantar; ¡Jué pucha!
Le sugiero si me escucha,
busque de no resentirse;
que si consigue subirse
y en lo más alto plantarse
es deber el superarse
pero muy malo engreírse.

No siempre sale el asao
a gusto del asador!
por tanto ser previsor
puede ser güen risultao;
pues más de un caso se ha dao
que la caprichosa suerte
sin guardar que uno dispierte
le cambie la "ensoñación"...
nunca falta la ocasión
que alguno pise más juerte.

No hay duda, el gran bailarín
comienza con un gateo!
por eso risulta feo
no ver el principio y fin;
se podría pintar pa'ruin
si entra en un vano "mareo";
permítanme un escarceo,
sin sueños de floriador:
El canto de un gran cantor
nace con un llorisqueo.

El tranquear por la existencia
y el subir muchos peldaños
son razones con los años
pa'marcar la "diferencia";
perseverancia y pacencia
son los güeyes pa'la brega!
aquél que no se doblega
todito mi aplauso tiene...
no me importa di'ande viene
si no cómo y dónde llega.

Se me hace un gusto brindar,
como humilde sugerencia
lo sumao por la experencia
con un duro trajinar;
no supe que es claudicar
eso ninguno lo dude...
Si busqué que alguien me ayude
ne guió el respeto mayor;
pa'cer tuito lo mejor!
y esto es lo mejor que pude...

La Plata, 8-8-94.-