viernes, 3 de junio de 2011

El facón Ramallero

(Foto: Eduardo Amorim)
Tengo un facón cabo'e plata
que cuido como un tesoro
tiene unos anillos de oro
y es de muy antigua data.
Es regalo de mi tata
por eso tanto lo quiero
aguel gaucho Ramallero
lo llevaba en la cintura
rumbeando en la noche oscura
en sus tiempos de resero.

En una dura porfía
jamás lo desenvainó,
y aunque a veces lo tantió
pa'saber si lo tenía.
Como criollo de valía
en la razón se condensa,
y dicen que en su defensa
con destreza de campero,
le bastó con el talero
pa'castigar una ofensa.

Por eso les aseguro
que lo cuido y no lo pierdo
es el más caro recuerdo
de un cariño noble y puro.
Yo con modestia procuro
llevarlo con dignidad
en honor a la heredad
de mis antiguos blasones
que como mis tradiciones,
se templó con la verdad.

Hoy lo llevo en mi carrera
de payador argentino
como guardián de los trinos
de mi guitarra viajera.
Aquella imagen señera
que recuerdo y que venero,
tan firme como el acero
y tu cabo de oro y plata,
es el recuerdo de tata
aquel gaucho Ramallero.

No hay comentarios: