domingo, 28 de abril de 2013

Milonga para el domingo




¡Ay milonga!
cantando nos encontraremos...
Ella es mía
y a veces siento que la pierdo.
Cada día
cuando me voy con el lucero.

Al empezar la semana
Me quedan sus manos frías
Sus ojos se van de olvido
los mios juntan fatiga.

¡Ay milonga!
cantando nos encontraremos...
¡Ay! entonces
queremos apurar los días
Y de fiebre
más pronto se nos va la vida
Esperando
domingos donde el sol nos siga.

Domingos que ansiamos juntos
para mirarnos bien dentro
Para decirnos las cosas
que nos pelea el silencio.

Porque entonces
Sus ojos se me quedan quietos
Y ella es mía
Entera de la risa al beso
Se me brinda
Tan tibia como yo la quiero.

Nos cuesta mucho el domingo
Nos cuesta mucho la vida
Se hace tan duro querernos
Seguir mirando hacia arriba.

¡Ay milonga...!
mi gente me ayudó a entenderlo
Los domingos
vendrán desde los brazos nuestros
Y con ella
cantando nos encontraremos
Hablándole cerca
Mirándola lejos...

¡Ay milonga!
cantando nos encontraremos