sábado, 20 de abril de 2013

Himno hacia la patria nueva


(Foto del payador don Jorge A Soccodato)

La República Argentina,
ávidamente saqueada...
compungida, ensangrentada
logrará su redención,
en el día que pensemos
que todos somos hermanos,
y entrelazemos las manos
en una perfecta unción...

Como es posible -sostengo-
de que haya un pueblo sufriente,
cuando en nuestro continente
no nos falta mineral...
agrícola... ganadero...
y un tanto industrializado,
que ha sido catalogado
como "reserva mundial"...

Sufrió la patria argentina,
la "guerrilla subersiva"
y la respuesta agresiva,
de la fuerza militar...
las cárceles clandestinas
y los cuerpos torturados,
corrompidos... mutilados...
apareciendo en el mar...

País... qué pasa en el fútbol
que sin razón ni conciencia,
con cavernaria violencia
finaliza en agresión...
se enfrentan "las barras bravas"
palos... disparos... corridas...
y, ya costó muchas vidas
por ignorancia y tensión.

Sufrió la patria argentina,
en el tiempo del "proceso"
un singular retroceso
fácil de puntualizar...
deuda externa fabulosa,
junto a una guerra inconciente,
cuyo objetivo evidente,
fue no dejarnos pensar.

No confunas democracia
con libre pornografía...
ni tampoco es utopía
en convivir con unión...
que los politicos todos,
se tornen más reflexivos,
por el vital objetivo
llamado concertación.

El pueblo, sufre una deuda...
q'es por demás angustiante,
la que nos cambió el semblante,
nadie se siente feliz...
una deuda fabulosa
que los obreros no crearon...
sabemos quiénes dejaron
en la miseria al país...

Hagamos la patria nueva
ayudando a los adictos,
tristemente drogadictos
a deponer su actitus...
la droga es el cáncer blanco,
que corrompe... imbesiliza...
y, mi Argentina presisa
entera su juventud.

Que se unan los campesinos,
militares y civiles...
carpinteros... albañiles,
marchando a un mismo compás,
mecánicos... metalúrgicos,
y desde el niño al maestro,
q'el futuro será nuestro
cuando vivamos en paz.