domingo, 7 de abril de 2013

La tropilla de Secundino



-"¿Pa dónde va Secundino
con esa hermosa tropilla?";
-"Pa la estancia "La Espadilla"
sino es que le erro al camino.
-"Pero ese bayo divino
que lleva montao de rienda,
no quiero que  usted se ofenda,
pa mí que es su mejor caballo
y a usted si no lo desmayo
si digo que me lo venda".

 -"Tiene razón usted, hermano,
no pienso venderlo al bayo;
pero si quiere un caballo
le puedo vender el ruano;
o si le gusta el tobiano,
pingo bueno y de confianza,
sino el colorao que avanza
pa'andarlo doy garantido,
o aquél alazán sumido
medio levantao de panza".

-"Yo quisiera Secundino
el tostao cola torcida,
-"Pero ese es mala comida"
y le marqué el mal destino.
"Yo le aconsejo el sabino
que mira atrás del lobuno,
o si le gusta el cebruno
no va ser tan mal caballo,
¡mientras no me eliga el bayo
no me caso con ninguno!".

-"En su tropilla entablada
tiene muy lindos caballos,
pero a mí me gusta el bayo
por su pelo y por su alzada".
-"No me ponga en la estaqueada,
hablando de esa manera,
yo le di pa'que eligiera
de mi tropilla un caballo
pero le aclaro que el bayo
será mío hasta que muera".