martes, 9 de septiembre de 2014

Reflexionando

(Pintura: Augusto Gomez Romero)

Para el hombre y la mujer
mi trato fluye nobleza,
yo sé estimar la franqueza
aunque me pueda doler;
cómo no he de conocer
las "mañas" de la ilusión
siempre en cada tropezón
recogí alguna enseñanza:
no hay que perder la esperanza
mientras sueñe el corazón.

Me gustan las mosas listas,
ariscas y mañaneras
para ablandar la soltera
de mi rebenque utopista...
Se correr en cualquier pista
aunque a veces he rodao
pero poco me han durao
los dolores del porrazo...
yo curo mis arañazos
con cebo del mismo lao...!

En el juego que hay desquite
nadie se aflija al perder;
la bola dejá correr
que el mundo todo permite,
no juegues al escondite
por sólo el gusto'e jugar,
nunca debés simular
la fiebre de una pasión,
no existe más mala acción
que engañar por engañar.

Por eso, como el pescado
muero con los ojos abiertos...
cómo ha de ganarme un tuerto
a "vichar" para ambos lados,
si soy un zorro guasquiado
debiera "juirle" a las trampas....
debiera ganar la pampa
donde hay tanta "potrancada"
para cuerpiarle a la "armada"
con que me piala tu estampa.