martes, 30 de septiembre de 2014

La salvada milagrosa (Caramba)



Con su cargamento, ¡caramba!
iba hacia un cuartel
con cuarenta mulas, ¡caramba!
el tropero aquél.

Cargado de harina, ¡caramba!
lo rodeó el ranquel;
y él en la madrina, ¡caramba!
ensilló la fe.

Todo el cargamento, ¡caramba!
desparramó todo, ¡caramba!
pero se le fue!

Segunda...

Tras las mulas corren, ¡caramba!
los indios y ven
que de amadrinadas, ¡caramba!
desnudábanse...

Y que se le aleja, ¡caramba!
el cristiano aquél
que se iba y se iba, ¡caramba!
y al fin se le fue...

Llego sin harina, ¡caramba!
con todas las mulas, ¡caramba!
pero a salvo...él!