viernes, 5 de septiembre de 2014

El Arroyo Grande



(Pintura: Aldo Chiappe)

Mirá... ahura está mansito,
apenita si va andando,
¡se parece a una laguna!
¿de ande? a gatas un charco...

Abajo'el paso nivel
yo supe andar de muchacho
con una caña'e tacuara,
las lombrices en el tacho,
un rollo d' hilo chanchero
y algún corchito... flotando,
esperando que un "dientudo"
pegue el tirón... enganchando!

D'ese arbolito p'acá...
¿la ve a la piedra asomando?
Güeno, esa era una pileta
pa' los días de verano.
¡Qué lindo era un chapuzón
mesmo "a lo perro", nadando!
o subir hasta las vías,
llenas de piedras las manos
y tirarlas "a flor de agua"
pa que pasen "refalando"...
y haciendo aquellos "patitos",
poniendo el agua a los saltos!

Me acuerdo del puente viejo
¡ya han pasado tantos años!
Desd'él le tiraba ramas
pa que las vaya llevando
y se perdían mis vistas
imaginándolas: "barcos".

¡Pero no se vaya a creer!
¡Amigazo!, tenga mano,
hoy parece una laguna
pero hay que verlo si es bravo
cuando sale del "cajón"
y se echa por todo el campo.

¡Ahí si!, ahi se parece a una mar,
trae agua como de encanto
y pasa sembrando miedo
la correntada bramando
¡y no v'a creer si le digo
que ha tragao más de un cristiano!
por culpa'e los remolinos
que esconde entre los remansos...

¡Yo sí lo he visto, compadre!,
todo el alambre tapado,
llevar un árbol entero
que el agua arrancó de cuajo
y arrear animales muertos...
mesmos....¡mesmos que si jueran marlos!

Cosas que tiene la vida
y que no las entiende un sabio,
y cambian mesmo que el tiempo
d'entre lo güeno y lo malo...
Así es el Arroyo Grande,
a veces... ¡guarda paisano!
Y otros días, como hoy,
da pena verlo tan manso.

Y al final es como uno,
¡qué tanto andar comparando!
Hoy pensaba hacerme el toro
por gusto de recordarlo
y pensando en tiempos viejos...
¡ya casi que estoy llorando!

¡Así es el Arroyo Grande!
cosas que tiene mi pago....