jueves, 23 de agosto de 2012

Corrientes tiene payé



Si señor. Doy fe de ello…
Corrientes tiene payé*.
Por mucho que usted sonría
pensando: "¡Vaya sandez!,
son simplezas agoreras
de quien siempre quiso bien
a su cuna...", yo repito:
Corrientes tiene payé.
Tiene payé, talismán
de un infalible poder
que fraguó la hechicería
guaraní de Igmá guaré*.
Ese encanto de mi tierra
que la hace lucir tan bien
es lo que afirma mi aserto:
Corrientes tiene payé.
Y si no que nos lo digan
las flores de su vergel
sus lapachos y azahares,
mburucuyá* e irupés*,
sus estrellas federales,
su jazmín magno y también
aquella blanca sultana
que hace, febrero al nacer,
exclamar a quien la huela:
¡Corrientes tiene payé!
Que lo digan los milagros
de nuestra cruz de urundei*
y los de aquella Señora
de Itatí, de oscura tez.
Que lo diga su paisaje,
su Paraná, su Batel*,
su Iverá*, su Río Corrientes,
su Miriñay*, su Aguapey*...
Sus campiñas encendidas
con los cromos de un edén;
sus palmares dormitando
bajo el azayé pité*.
(Campos que un día jugando
en la historia su papel
vieron luchar a su pueblo
con espartana altivez.)
Que lo digan sus fantasmas
que el paisano llama infiel;
el mboi tatá* y el pomber*
y aquél yasí yateré*
cuyo silbo legendario
parecieranos traer
un eco añejo que dice:
¡Corrientes tiene payé!
Sí, Señor, sí que lo tiene,
¡cómo no lo va a tener!,
lo pregonan los sabores
del tibio chipá jheité*,
los de sus dulces de almíbar,
sus mandiocas y su miel.
Lo repican sus cordionas
con alma de chamamé,
nos lo dicen sus guitarras
cuando en el anochecer
remedan en sus cordajes
trinos del koróchiré*.
Nos lo gritan sus varones
con viril yurú peté*
en las jornadas fecundas
del surco, el potro y la res.
Lo rubrican sus mujeres
(¡lindas morenas de ley!)
en el milagro de un beso
de un hondo yurú pité*.
Lo esta repitiendo todo:
el campo, el cielo... y también
vuelve a afirmarlo mi verso:
¡Corrientes tiene payé!
................................

Habla guaraní:


Azayé pité: después de la sieta.

Batel, Miriñay, Aguapey: ríos correntinos.

Chipá jheité: (lit. torta muy sabrosa), especie de panecillo regional hecho con almidón de mandioca, huevos, queso y grasa fina.

Igmá guaré: tiempo remoto.

Irupé: (lit. plato sobre el agua)aludiendo a la forma de las hojas de esa planta "Victoria regia".

Iverá: (lit: agua brillante), legendaria laguna correntina y, por extensión, todo su sistema lacustre.

Korochiré: Zorzal.

Urundeí (o Urunday) árbol terebintáceo regional.

Mburucuyá: Flor de la Pasionaria.

Payé: talismán, amuleto.

Pombero, Yasí Yateré, Mboi Tatá: entes fabulosos del Iverá a los que se atribuyen poderes extraordinarios.

Sapukai: Alarido.

Yurú peté: (lit. darse palmadas en la boca), característica del alarido típico del paisano correntino.

Yurú pité: (lit. mitad de la boca), Beso.



No hay comentarios: