lunes, 2 de junio de 2014

La guitarra de los gauchos




Como en el aforismo emersoniano: *
el gaucho no era más
que la mitad de sí mismo
la otra mitad era su guitarra.

Parco en palabras,
esculpía en ritmo sus emociones
y las lanzaba por su boca
reconcentrado y profundo
como esos pozos que acuñan
monedas de cielo
allá en la hondura
para mirarse por dentro
se asomaba a ella como a un brocal
y a la cincha de sus cuerdas
se baldeaba pico afuera.

Así pulsándola
se pulsaba las propias entrañas,
de ella sacaba flores
para las trenzas de su china
y hasta estrellarse con ellas
la noche del chiripá
romántico como era
nacía con una rasguera de guitarras
galopándole en la sangre
la guitarra era arrullo
sobre su rústica cuna
y cuando la adolescencia
le prestaba a su figura,
la pincelada del bozo sobre el labio,
la guitarra
era la primera mujer
que ceñía entre sus brazos
con ella contra el pecho
inauguraba sus actitudes de hombre...

Por eso amaba tanto los payadores,
se hundía entre sus guitarras
como en una cueva de milagrerías
y afloraba desde ella
como desde una selva
la cabeza resonante de ritmos
y el alma estremecida de alas.

Todos los personajes más representativos
de la estirpe gaucha,
los que podríamos llamar
los arquetipos de la raza,
desde Santos Vega
hasta Don Segundo Sombra
pasando por Juan Cuello
Martín Fierro y Juan Moreira
fueron guitarreros y peleadores.

No hay historias de gauchos flojos,
es que para el gaucho
el hombre no valía
sino como afirmación de lucha,
de ahí que alguna de las creaciones
de su guitarra primitiva
fueran: ¡exhaltación al coraje!

----------------------------------------
*Aforismo "emersoniano", se refiere a  una frase de Ralph Waldo Emerson. 1803-1882.  Poeta y pensador estadounidense que dijera: "El hombre es apenas la mitad demismo, la otra mitad es su expresión”.

El recitador de éste verso don René Lavand de los pagos de Tandil,  recibió hace poco
el más alto reconocimiento que otorga el Senado de la Nación Argentina, por su trayectoria en el mundo del espectáculo y el entretenimiento: "Mención de Honor" y haciendo uso de éste aforismo dijo: "yo no soy más que la mitad de mi mismo. La otra mitad son ustedes".
¡Felicitaciones paisano! y gracias por dejar grabado y con buen gusto,  parte de los poemas gauchescos de don Lauro Viana".