domingo, 1 de junio de 2014

El cielo está dentro de uno




En lo alto de la sierra
Me detuve a descansar
Pero sentí que me iba
Sin moverme del lugar.


Los ojos se me perdieron
En aquella inmensidad
Y me olvidé de mi mismo
Tanto mirar y mirar.

De pronto me ha preguntado
La voz de la soledad:
Si andaba buscando el cielo
Y yo respondí quizás.

El cielo está dentro de uno
Y está el infierno también,
El alma escribe sus libros
Pero ninguno los lee.

A veces uno camino
Entre la sombra y la luz,
En la cara la sonrisa
Y en el corazón la cruz.

Búscalo al cielo en ti mismo
Que allí lo vas a encontrar
Pero no es fácil hallarlo
Pues hay mucho que luchar.

Por caminos solitarios
Yo me puse a caminar
Por fuera nada buscaba
Pero por dentro quizás