martes, 3 de junio de 2014

Esa Chata del pasao


(Foto de "La Chata de Garbiso" perteneciente al Museo de Miramar)

Por esos nobles potreros
se engrandeció mi nación,
llevando pa la estación
los granos pa'l estranjero,
si han luchao esos carreros
con sentimiento profundo
sin aflojar ni un segundo
trabajando noche y día;
de mi patria se decía
que era el granero del mundo.

El ladero descansando
mientras se arma la estiba
y la roldana de arriba
cascabelea jugando,
al cesar está anunciando
que hay que cinchar los laderos;
se ata la faja el carrero
se acomoda en el pescante
y va a salir pa'delante
buscando el mejor sendero.

Bien cargados hasta el tope
solían salir los carreros
por esos nobles potreros
moviendo salían al trote,
pingos chicos y grandotes
venidos de todos laos
a la chaveta, al costao,
cadeneros de exprofeso
¡qué pecao que todo eso
se ha quedao en el pasao!

 Esa chata del pasao
que recorrió los caminos,
que triste fue su destino
que el progreso le ha marcao,
dispués de haber trajinao
noches enteras y auroras
y rodando bienhechora
sin exhalar ni una queja:
hoy es una cosa vieja
refugio de ponedoras.