sábado, 3 de mayo de 2014

Trenzas de plata




Quiero trenzar una trama
con trinos, flores y sueños
y del mundo ser el dueño
pa'ofrecérselo a mi Mama.
Y ya encendida la llama
de mi nostalgia madura
perderme por la espesura
y a ponchazos abrir huella
y así llegar a esa estrella
que es todo amor y dulzura.

Lo que fue sol y fue cielo,
hoy se está volviendo sombra,
su blanco vuelo de alondra
vistió de luna su pelo;
en su mirada hay un velo
que viejas luces reclaman
todo un ayer que se inflama
p'acariciarla a su antojo,
y al emponcharla mis ojos
veo sin hojas sus ramas.

Lo que fue flor mañanera
hoy ya se está marchitando,
su tallo se va secando
sin sentir la primavera;
el invierno que no espera
hace noche en su regazo
y al sentirme entre sus brazos
parezco un pichón herido
que teme caer del nido
donde nunca hubo un ocaso.

 Lo que fue horcón y cumbrera
lo están venciendo los años
y al contemplar el rebaño
que acunó en su madriguera,
se viste de primavera
y con su luz engalana,
y acariciando sus canas
se pierde al tranquito lerdo
porque mi Mama es recuerdo
es presente y es mañana.