miércoles, 7 de mayo de 2014

Como el cangrejo



(Pintura: Blanes)

Y bien echáo p'atrás; bien en la nuca,
pa que tuitos me vean,
pa que tuitos se enteren que no tengo
de qué tener vergüenza;
Dios me hizo ansina, viejo,
y ansina he de seguir hasta que muera,
beyaco p'al recao, negáo al freno,
arisco pa dentrar ande otros dentran.
¿Que maté? ¿Que juí preso? ¿Que a gatitas
me escapé de echar ráices en la celda?
¿Y de áhi? Se a mano viene áhura mesmito
canto flor otra güelta,
y otra güelta me enriedo con los jueces
y les juego risitas a las penas.
Todo está en que lo esijan
mi china o mi opinión, cualquiera d'eyas,
cualquiera d'eyas, viejo.
Porque sigo a las dos como un sotreta;
porque doy por las dos si yega el caso
la sangre de mis venas.
¿Que soy gáucho atrasáo, fruto amargoso
maduráo a la sombra e las taperas,
charamusca en la hoguera de los odios
que abrasaron esta tierra?
¿Que le juyo al sobéo de eso que yaman
progreso, y luz, y cencia,
y voy siempre p'atrás como el cangrejo,
resucitando vinchas y melenas,
como dijo el Fiscal el día e la vista
pa encajarme diez años de condena?...
¿Y qué hacerle al dolor si soy ansina
y ansinita he de ser hasta que muera!...
¡Ah hij'una! ¡P'al que mata engüelto en sombras
seguro y a traición, no ha e tener lengua,
y la tuvo pa mí, que herí de frente
y maté en güena lay, en cancha abierta,
y, antes de darle al fierro,
pedí al táita respeto pa mis creencias,
respeto p'al color de mi divisa
que es mi más grande amor sobre la tierra.
Porque habla al corazón de sacrificios,
y con las glorias de la Patria sueña,
porque tiene el perfume e las cuchiyas,
y el entusiasta ardor de las peleas,
y se enrieda en las cuerdas en que vibran
mis triste y mis décimas,
¡y la yeva la china que yo adoro
prendidita en la trenza!
¿Qué es esto dir p'atrás como el cangrejo,
resucitando vinchas y melenas,
como dijo el Fiscal el día e la vista
pa encajarme diez años de condena?
¡Y qué hacerle al dolor si soy ansina
y ansinita he de seguir hasta que muera!