viernes, 30 de mayo de 2014

Mi compañero


(Pinturas: Jorge Campos)

Abrile, m'hijo, al chuso, la tranquera...
Dejalo que retoce a campo abierto...
que descanse domás todito el día
como lu'hace el crestiano cuando es viejo.

Dejalo que se duerma o se rigüelque
si es que quiere'entuavía el pobre overo...
que pastee' en la cebada u en l'alfalfa
porque tiene de suebra ese derecho!

En antes, como en aura, jué'ese chuso
el aparcero de mi vida, mesmo;
él sostuvo en las güenas y en las malas
pa tropiar, pa la yerra, pal rodeo.

Dispués... la patria priecisó e nojotros
y nos juimos los dos, de compañeros...
Yo m'hice bien de lay en la contienda
y con él juí mas juerte'n los encuentros!

Ricuerdo aqueyos tiempos cuando el gaucho
dejaba por su tierra sangre y güesos.
En aqueya ucasión lo probé lindo
y bailamos los dos en San Lorenso.

Mas dispués galopiamos pa loj'Andes
y en Chacabuco atropeyamos fiero...
A él l'hicieron un güeco con un chumbo...
... y yo bien pronto le curé ese aujero!

En aqueya juí yo... pero él jué en l'otra...
porque en Cancha Rayada jué el overo
cuando al galope me sacó'el baruyo
y me salvó de cáir en el degueyo!

Soldao y flete de la lucha heroica
eso juimos los dos, como lo jueron
tuitos los gauchos de la patria mía
en el juror tremendo'el entrevero!

Dejalo, m'hijo al chuso que descanse
como lu hace el crestiano cuando es viejo;
él ya cumplió conmigo y con la patria...
... Pu'eso tiene de suebra ese derecho!