viernes, 2 de mayo de 2014

Por el gusto de cantar




Porque me gusta cantar
a la tierra que he nacido
le dije "¡Quiero!" al envido
hoy cartas hay pa jugar.
Nunca me supe pasar
del patio pa'l otro lao
y estando de convidao
con el respeto pa todos,
ya desembucho a mi modo
lo poco que he cosechao.

Canto por una razón
que pa mí es la valedera,
sacar del pecho pa'fuera
lo que manda el corazón.
Cuando oigo una vibración
de una guitarra sonora,
sale mi voz como ahora
recordando lo pasao ,
es el único legao
que en mi alma se atesora.

Yo canto para nombrar
al gaucho que es nuestra gloria,
a los hombres de la historia
y al paisaje del lugar.
A ésta pampa que al pasar
su vista nada le iguala,
a los ojos le regala:
rancho, tropilla, laguna
y por las noches de luna
que se cuela entre los talas.

Le canto al criollo campero
que se enhorqueta a un bagual
o aquél que tirando un pial
da contra el suelo un ternero.
Al arador tempranero
que su reja no mezquina,
al que alambrando caminos
o hace estiba en los galpones
porque con esos varones
se hizo grande mi Argentina.

Por eso canto gustoso,
aquí y en cualquier lugar,
sin pretención de alcanzar
a otros cantores famosos.
Aunque no soy pretencioso
en mi deseo se aferra
que nunca la suerte perra
me corte el hilo'e la voz,
¡solo eso le pido a Dios
para cantarle a mi tierra!