viernes, 2 de mayo de 2014

Fiesta Negra



Era muy negra la noche
en que se casó María
con un negro que tenía
pintao de negro su coche,
negro también era el broche
que a la fiesta le pusieron
y hasta de negro tiñeron
las paredes y las sillas,
y negras eran las morcillas
que en la mesa se sirvieron.

Eran negros los amigos 
que a visitarlos vinieron
y negros los que salieron
de padrinos y testigos;
bien negro tenía el ombligo
la tal negrita María
y un negro que la seguía
agarrándole la cola:
más negras tenia las bolas
que en el llavero lucía.

En copas negras brindaron
con vino negro tambíen
y con un negro sartén
un negro tambor formaron,
los novios negros rajaron
en medio de la alegría
y la negra que veía
ya media negra la cosa,
se puso un poco nerviosa
y el negro le sonreía.

Y dentro'e la habitación
que el negro había preparao
y otro negro había forrao
hasta de negro el colchón
pero con negra intención
el negro se desnudó
y la la negra que lo vío,
ya adivinando la trama...
y alrededor de la cama
toda la noche corrío.

Los agarró al otro día
la negra seguía corriendo
el negro la iba siguiendo
y la negra no quería,
pero con negra maestría
el negro la convenció
y cuando ella se acostó 
ya sin temor a los suegros
hicieron cosas de negros
y esta fiesta terminó.