jueves, 21 de febrero de 2013

Oficio de carrero


(Pintura: Eleodoro Marenco)

Mi picana es una estrella
alumbrando mi camino
mis cuatro yuntas parejas
van haciendo mi destino.
Ya no se por cuánto tiempo
hace que chiflo este estilo
ni se los años que tiene
mi caballo doradillo,
solo se que en los atrazos
añoro los pagos míos.

He cruzao en las tormentas
alambraos de refucilos
y me marcaron las lluvias,
el viento y el grillerío.
Mi destino de carreta
es casi igual que ese río,
irse hacia el sol, hacer noche
murmurando algún estilo
preparé el mate amargo
¡mientras pito de lo lindo!

A media mañana suelo
cruzar por un rancherío,
y me saludan con voces,
caña blanca y con gritos.
Desmonto en algún boliche,
dentro y hago mi pedido
a mis pies se hecha mi perro
y se eriza a cada ruido,
pero en seguida me voy
pa pueblero no he nacido.

Mis cuatro yuntas parejas
van haciendo mi destino,
yo nací en esta carreta
y no conozco otro oficio.
Mi madre murió al tenerme
bajo d'éste toldo mismo,
mi padre se fue una tarde
junto al borde los grillos
ahura me voy rumbo al río
¡pucha que es largo el camino!