martes, 12 de febrero de 2013

Como gato escaldao

 

(Foto tomada del flickr de "rxinzo")

Cuando veo una mujer
e
n una reunión como ésta,
yo empiezo a’gachar la cresta,
pa’ no entrar a padecer…
En cuestiones del querer
soy como el tiento sobao,
y como ya me han boliao
en más de una correría,
disparo del agua fría
mesmo que gato escaldao!


Me basta con que unos ojos
de mujer enamorada
me endilguen una mirada,
ya me tienen a su antojo.
Tengo pa’ mi mal, muy flojos
los garrones del amor;
siempre me faltó valor
pa’animarme a una gambeta,
y al entrar a una carpeta
nunca salí ganador.

Una me encerró en su brete
sin tiempo a pedir socorro;
me tuvo como a cachorro
que se engaña con chupete.
Era linda como un flete
pa’entrar en cualquier porfía,
pero pa’ desgracia mía,
que otra pena no se iguala,
ella… me salió más mala
que chorizo’e pulpería!

Dispués que se saborió
como en res muerta un carancho
y que viviendo en mi rancho
hasta en carnes aumentó,
la endiablada levantó
vuelo con otro palomo…
Hay que darse cuenta cómo
me dejó viejo y flaquito…
mucho más viejo… y finito…
que cinchón de mayordomo!