miércoles, 27 de junio de 2012

Al poblao


A Abuela Rosa y Tía Nona

El sulky ya está atao aunque’s temprano
que al pueblo, la señora con la hija,
han de rumbiar las tres legüitas fija’
que’l de las varas sabrá hacer baquiano.

Y ya listas las rienda’ en cada mano,
arranca el trotiador sin que se esija,
mientras la madre arregla la cubija
que’s en la falda, abrigo puritano.

Un pañuelo doblao en la cabeza
proteje, cuida y asujeta el pelo
que’l tiempo frío no amaina su crudeza.

Y ayá van las paisanas con firmeza,
a puro conviersar de campo y cielo
pa’ tráir del pueblo, compras y estrañezas.

1 comentario:

SAUVIGNONA dijo...

que tiempos habran sido aquellos no?
de salir asi al pueblo ....me imagino una csosa si como que no se iba al pueblo todos los dias si no de vez en cuando y se ponian las mejrores pilchas solo pa ir al pueblo....
que lindo el poema ...en tan ruscticas palabras te dice un monton de cosas y uno comienza imaginar detalles...

besos gauchito ..desde este lao de la argentina...


SAUVIGNONA