sábado, 12 de febrero de 2011

Pura cascarita


Demos valor a las cosas
que en nuestro andar han quedado
y que el tiempo ha respetado,
sean alegres o penosas.
Las espinas y las rosas
que la memoria renueva,
si ello sucede dan prueba
que el alma las resucita,
lo demás... es cascarita
que cualquier viento se lleva.

La vida no es un papel
con una cuenta corriente,
ni la riqueza aparente,
ni el lujo ni el oropel,
ni el hilo del carretel
que nos baja o nos eleva,
ni la fama aunque conmueva
nuestra vanidad marchita,
eso... es pura cascarita
que cualquier viento se lleva.

No es el título pomposo
que lo hace a un hombre importante,
si no logra a cada instante
un ademán generoso,
ni es el palacio lujoso.
Cuando un hermano en su cueva
frente al dolor se subleva,
quien se haga el sordo a su cuita,
pasará a ser... cascarita
que cualquier viento se lleva.

Confundimos los humanos
por natural arrogancia,
la verdadera importancia
con deslumbramientos vanos.
Podremos juntar las manos
haciendo una historia nueva,
siempre que el amor nos mueva
con su potencia infinita.
La demás... es cascarita
que cualquier viento se lleva.

No hay comentarios: