martes, 16 de agosto de 2016

Romance del emigrante


Cuando ya a tus alacenas las vistes quedarse exhaustas
cuando te fueron saqueando, digo expropiándote el alma...
ay! tus ternuras, palomas que el crimen crucificaba,
viste ya que un precipicio abriose bajo tus plantas
clausurando el horizonte en inmolación de albas...

Entonces fuiste emigrante, hombre sin hogar, sin patria,
ya no era tuyo el paisaje, los abrojos y las zarzas claváronse
en los mas tierno de tu pequeña esperanza...
Ay! la esperanza del pobre que el rico desesperanza
y el pobre la reconstruye porque lucha, sufre y ama.
¿En qué lugar de la tierra no va el hombre a cultivarla?

Flor que emerge entre las piedras es coronación y gracia
ah! los que anhelan volver sueñan con espacios y alas
y le succiona la sangre el pozo de la distancia...
Ay! Emigrante...Emigrante! Cuánto duele esa palabra!

Todos los mares del mundo son barreras que se alzan,
como infinitas prisiones de interminables murallas,
esas moles silenciosas que son antiguas montañas
con el peso de sus siglos el corazón nos aplasta...

Ja! Los que quieren volver hacia la tierra lejana...
a la pobrecita tierra, tremendamente ultrajada!
Ay! Cuánto duele la ausencia...cómo nos queman sus lágrimas!
Los que sufren son aquellos que no han arrendado el alma
y que por su bien no tienen conciencias metalizadas.
Aman: no el verde del dólar sino el verdor de sus palmas,
el verde de sus cuchillas armoniosas, onduladas...

Los gurises que a la escuela fueron de un petiso en anca,
esos no son 'juntadólares' porque el corazón no es árgana*.
Ah! el pequeño caballito que acompañó nuestra infancia
en los azules crepúsculos, en las tardecitas diáfanas;
la inocencia transparente en la luz de la mañana,
entre un rocío de música de boyeros y calandrias.

Ah! los rojos mediodías, estridentes de cigarras,
en la hora del bochorno que todo el campo arde en llamas;
quien reflejó en sus retinas el color de éstas comarcas,
los que conocen sus ríos, sus empinadas barrancas.

La alegre vocinglería entre la espinada espadaña*
y las bandadas de horneros en jubilosa algazara,
el río copiando el cielo, sereno de azul sin mancha,
contrapunto de zorzales que afinan sus dulces flautas
en la extensísimas cuerdas de la grácil pasionaria...
Ah! Muchos vendrán buscando sus ternuras como arcanas,
sus pájaros y sus árboles, hondos de verdes guitarras...
Solo quien tiene raíces puede recrear la Patria!
--------------------------------------------------------

Vocabulario:

*Árgana: cilindros, por lo común de cuero crudo, abiertos en la parte superior y unidos también por una lonja de cuero que se emplean en el noroeste argentino para llevar a lomo de caballo o mula, diferentes mercaderías. ("Diccionario Folklórico Argentino" de don Félix Coluccio).

*Espadaña: Paja de terrenos bajos. ("Vocabulario y refranero criollo" de Tito Saubidet).

  Espadaña: (Zizianopsis bonaerensis): gramínea que crece especialmente en lugares bajos del Tigre, Isla Maciel y Río de la Plata, que, como la totora se emplea para quinchar y techar, así como para la fabricación de sillas.  ("Diccionario Folklórico Argentino" de don Félix Coluccio).