martes, 23 de agosto de 2016

Por surero (Milonga)




De donde soplen los vientos,
van llegando al tranco lerdo
una tropilla 'e recuerdos,
que amadrina un pensamiento.
Traigo además a los tientos
el sentimiento campero
y pongo todo el apero
aunque ensille redomón.
Soy gaucho de esta Nación
y pa'mejor soy surero.

Soy del palenque una astiya
arisquiándole al fogón,
de Fierro soy el facón,
de éste suelo su gramiya.
Soy del tala una semilla
que'n estos montes naciera.
Soy el tiempo sin tranqueras
haciendo espaldas al guadal.
Soy relincho de bagual
que no conoció anteojeras.

Soy del cencerro el tañido
un clarín pa'la manada
y soy la taba clavada
a los pies del distraído.
Soy el gaucho perseguido
de Hernández pa'la frontera,
soy el puente pa'l linyera
en noches crudas de invierno
y a los laureles eternos
los defiendo a mi manera.

Soy el palo que al bagual
firme aguanta la sentada,
soy pa'l truco el as de espadas
y pa'l fico nueve real.
Soy botón en el ojal
que se abraza a la esidera,
soy la suelta en la cuadrera
y del rebenque el chirlazo,
soy el zumbido de un lazo
en pialada puerta ajuera.

Soy como el poncho encerao
cuando arrecia el temporal,
y cogotera'e bozal
pa'aguantar al retobao.
Soy la reja del arao
cuando briyosa se entierra.
Soy la marca en una yerra
que va chamuscando el cuero,
soy lanza de montonero
pa'defender a mi tierra.

Soy en noches de tormenta
la manta pampa de Cruz
y soy del candil la luz
que pa'l sur el rumbo orienta.
Soy la senda polvorienta
que transitó algún resero,
y soy el nido de hornero
hecho de barro y canción.
¡Soy gaucho de ésta Nación
y pa'mejor soy surero!