domingo, 24 de marzo de 2013

Bolada





Vi'a a pedir una bolada
solo por no estar callao,
pero de un  toro cansao
cuídensen de la topada.
Soy como tiento'e papada
Pa’soportar un tirón,
me estiro como el hurón
me cimbro como culebra,
cuando me topa algún "quiebra"
a vistear por afición.


Si llego a una pulpería
y hallo a los indios mamaos,
como perro acostumbrao
oservo al pedir la mía;
y  como gata con cría
de todos tengo recelo,
aunque mi cuero es de un pelo
si alguno me pega un seco,
como dormilón culeco
se arrastrarme contra el suelo.


Curioso como bagual
si una discusión soporto,
pa conversar soy más corto
que sogueo pa’ corral.
Pa campiar un temporal
soy como el gato pajero,
como  ñandú de ligero
cuando escucho ruido a rama,
los lechones cuando maman
se apilan en el chiquero.


Si apartando una pelea,
alguno me corta el cuero
me aguanto como el ternero
que la madre lo patea;
oservo la chimenea
en cada rancho que acampo
y si algún recuerdo estampo
lo hago a manera'e consejo
despacio y mirando lejos
como quien recorre el campo.


Si alguna pena perdida
se gana en mi corazón,
la dejo sobre un rincón
como una fiera dormida.
Por los labios de una herida
calculo la cicatriz,
pa'el surco he sido perdiz,
pa'la noche teru-tero,
pa'l monte como el matrero
y para el viento, raíz.


Pa'l amor como el yuyero
tengo lo que les complazca
el que anda eligiendo guasca
debe conocer de cueros.
Y soy pa'los parejeros
como el gringo pa'la huerta,
que el zonzo que se despierta
me han dicho que es pa'l amor
cargoso y encarador
como borrego a la puerta.


Igual que la tierra arada
muestro el revés cuando escribo
y se largar los estribos
a tiempo en una rodada.
La mujer y la picada,
hay que vivirla cuidando,
 aquél que ande matrereando
debe saber decidirse;
donde es peligroso hundirse
es mejor cruzar nadando.


Me gusta aguantar callao
cuando no puedo dormirme
aunque suelo sacudirme
igual que un  perro mojao.
A potro descosquiillao
palmealo por los encuentros,
pa cortar un cuero al centro
empezá por la estaquiada
que en cuevas abandonadas
siempre hay algún bicho adentro.


Bueno, tengan de recuerdo,
el alma de mis endechas
que toda taba derecha
sale del garrón izquierdo.
Vi'a desensiyar mi lerdo
que se le ha crecido el tuze,
ansina no se hagan cruces
si les apuré un demoro
que’n donde escarban los toros
hacen nido los ñanduces.