miércoles, 13 de marzo de 2013

Cortando redondo



Cuando pulso la encordada
me vuelco con sentimiento,
y hay coplas que largo al viento
tan sólo por compadrada.
Y sepan que esta jugada
la copo por entendido,
porque a más de un atrevido
que me ha querido parar,
me lo he podido pasar
como alambrao caído.

Algunos dirán que es feo
el peludo azucarao,
pero cuando estoy montao
yo bien seguro me veo.
Guitarreando me floreo
y a ninguno me le achico,
y si bien franco me explico
haciendo esta atropellada,
no es porque es  pura parada
como caballo 'e milico.

Si estoy jugando con fuego
y alguno se siente paja,
que me muestre la baraja
a ver quién tiene más juego.
Jamás me rebajo a un ruego
ni he tenido una rodada,
y en esta depositada
me siento tan satisfecho,
que ando sacando más pecho
que china recién casada.

Estos no son tropezones
del tranco de algún mamao,
ni piensen que me he bandiao
con tantas ponderaciones.
Pa' terminar las cuestiones
dejo estos versos parejos,
si encandilan mis reflejos
es pa' que vayan sabiendo
que no me anduve durmiendo
igual que los perros viejos.