martes, 12 de marzo de 2013

El resero



Envuelto en las sombras de la noche oscura,
galopeando fuerte voy estirando leguas,
el Pampero sopla con fuerza aulladora
y arreando mi tropa yo voy cuasi a ciegas.

Mi poncho flamea mesmo que bandera,
pegao a la cara me tajea el barbijo,
una lluvia helada me entume los huesos,
Tata Dios se olvida que somos amigos.

Viento y lluvia pa' mí eso no es nada...
mil veces más daño me hacen tus ricuerdos.
Y aunque ya estoy hecho al rigor de esas penas,
sollozo angustiado, china, si te nuembro.
Me amargo si pienso en las ilusiones
que en tropa confiada yo arrié en tu cariño
las fue dispersando tu inconstancia loca.
Y cuando en el recuento no quedó ni un ovillo..

Por más que quiera olvidarla
voy atao a su recuerdo...
Laralaralailala,
Laralaralailala...

Yo te quise mucho y entuavía te quiero,
pero en esta vida no hay cosa pareja.
Con un lazo fuerte tu traición un día
me maneó al palenque triste de las penas.

En la caña quise pero ha sido al ñudo,
rumbo pa'l olvido llevar mi tristeza,
seguiré penando si ese es mi destino
hasta que se acabe mi pobre existencia.

Pensar que pa'llenarte e' dulzura
yo puse en mis labios la miel de mis ansias,
que paré el rodeo en el campo'e mis sueños
y lleno de ternura me maneé en tu cancha

Hoy solo me queda el triste consuelo
de trenzar recuerdos en mis noches largas
destino e'resero que arrea sus penas
junto con la tropa camino e' tablada

Su traición marcó mi huella
y alumbran sus ojos negros...
Lara laralilaralaaaa,
Lara laralilaralaaa...