sábado, 9 de abril de 2016

Tapado con Pasto Puna (Milonga corralera)



Al desmontar de la vida
ya cuando me lleve Dios
y con el último adiós,
iniciaré mi partida;
la daré por concluida,
testimoniando en mi pluma
y sin condición alguna
solo desea quien canta:
morir en su tierra pampa
tapado con pasto puna.

Esta tierra que me viera
nacer, crecer y vivir,
también me verá partir
y hundirme en la cementera;
cuando el destino lo quiera
y sin vehemencia ninguna
me iré a cantar a la luna,
llevaré solo mi estampa:
mi cuerpo estará en la pampa
tapado con pasto puna.

De allí seguiré cantando
a las gentes de éste suelo,
desde una estrella del cielo
los seguiré acompañando,
me escucharán guitarreando
en noches de clara luna,
y si alguien cree oportuna
llevar flores al que canta:
mi cuerpo estará en la pampa
tapado con pasto puna.

A la sombra de un caldén
quiero descansar en paz
y ya en la inmortalidad
encontrarme con Pincén,
el anochado también
desde que dejó su cuna
y mi pasión que hoy acuna
el grito de su garganta:
me hace quedar en la pampa
tapado con pasto puna.