sábado, 8 de febrero de 2014

Sin Guarda Ganao


(Pintura: Eleodoro Marenco)

Yeguesé pa'mi rancho
un día de galopito
aunque es medio pobrecito
algo tengo en el gancho,
la tranquera a lo ancho,
siempre está abierta cuñao
no existe guarda ganao,
ni hay animales sotretas,
y tampoco la sujetan
los griyes de un candao.

Si yega algo cansao
hay catre y unos cueros,
el mate amargo primero,
si es que yega venao.
Dejuro que emocionao
me viá sentir, amigaso,
parece verlo al picaso,
oigo el tañir del cencerro,
y entre toridos de perro
corro pa'darle un abrazo.

En el rancho va a encontrar:
carne, la bota de vino
y un pedazo de tocino,
al buche le puede echar,
gayeta no ha de faltar
en el rancho de un crioyo.
Y pa'no andar con embroyos
tuitas las migas aproveche,
porque mojadas con leche
se las comerán los poyos.

Pasaremos horas gratas
como dos güenos paisanos,
le voy a mostrar hermano,
unas fotos de mis "tatas",
ella es quien desata
mil ricuerdos en ocasión
y alrededor del fogón
hablaremo'e campereadas,
donde mi gaucha encordada
nos habla de tradición.