lunes, 10 de febrero de 2014

El buen remedio (Gato cuyano)




Pa ver si la palabra
me me, me desenreda,

fui a ver a ña Remedios
la la, la curandera...


Me preparú unos yuyos,
me me, me dió unos sellos,

me presentó las hijas
que que, que buen remedio!...


Y desde aquel entonces
pa pa palabra santa,

me encuentro cada día
me me mejor del habla...


Y ahora no preciso
yu yu, yuyos ni sellos...

si me curan las hijas
de ña Remedios!