martes, 26 de julio de 2016

Canción del amor callado


(Pintura: Francisco Madero Marenco)


Partí llevando la noche
dormida sobre mi espalda,
nevando pena en mi pecho
la cordillera lloraba.

Tenía tanto que hablarte
que me quedé sin palabras,
he de volver algún día
para robarte, robada.

Por la huella del tiempo
me voy andando,
corazón guitarrero
siempre cantando.
Sobre mi doradillo
no temo a nada
y las noches mas negras
son madrugadas.

Partí llevando en la boca
la muerte de tu silencio,
temblaron todos los cielos
cuando dijistes: "te quiero"!

La viña en Chacra de Coria
me alcanzará tu silencio,
cuando pase galopando
camino de tu recuerdo.

Por la huella del tiempo
me voy andando,
corazón guitarrero
siempre cantando.
Sobre mi doradillo
no temo a nada
y las noches mas negras
son madrugadas...

Y las noches mas negras
son madrugadas...