domingo, 28 de diciembre de 2014

La vida de hogar (Salmo criollo: 126/127)

(Pintura: Carlos Montefusco)

1

Si no es Dios el que construye
es al ñudo darse maña;
de gusto el guardia vigila
si no es Dios el que acompaña.

2
¿Pa qué levantarte al alba
o acostarte con retraso,
comiendo el pan con angustia,
si Dios te presta su brazo?

3
El gran regalo de Dios
son los hijos, en la vida;
son estímulo en la lucha
los hijitos que se cuidan.

4
Es feliz quien ha sabido
hacerse de tal apoyo;
tendrá quien cuide su honor
y lo levante del hoyo.