sábado, 13 de diciembre de 2014

La Pampa seca (Huella)



Y es ésta huella paisano
de un pampeanito que pena

pensando que a su ranchito
ya se lo tapa la arena.

 En esta huella hay clamores
de tiempos que ya se han ido
y cierto, ¡vale paisano!
que no los echo al olvido.

Ahora sí, densen las manos,
vamos pa los medanales,
a buscar viejas memorias
tapadas en los pajonales.
Ahora sí, densen los dedos,
promentanse muchas cosas
que en esta tierra pampeana
hasta los cardos dan rosas.

Y es ésta huella paisano
de un pampeanito que pena

pensando que a su ranchito
ya se lo tapa la arena.

Algunas veces el viento
conversa con las estrellas
y le cuenta el sufrimiento
del indio al dejar su tierra.

Otra vez lo vio solito
sufrir por extraña pena,
que se llevó la esperanza
juntito con las arenas.

Ahora sí, densen las manos,
vamos pa los medanales,
a buscar viejas memorias
tapadas en los pajonales.
Ahora sí, densen los dedos,
promentanse muchas cosas
que en esta tierra pampeana
hasta los cardos dan rosas.

 Y es ésta huella paisano
de un pampeanito que pena

pensando que a su ranchito
ya se lo tapa la arena.