jueves, 18 de diciembre de 2014

El Cacique

(Dibujo: Eleodoro Marenco)

En cuantito al campo salgo
a recorrer el potrero
ya lo tengo de ladero
a "El Cacique", un perro galgo.
Y parte de lo que valgo
pa'l patrón, como puestero,
se lo debo a este aparecero
que's pa'mí, como un mensual,
que sin sueldo y sin jornal
trajina d'enero a enero.

Él no se anda a los toridos
haciendo espantar l'hacienda
que sabe muy bien dar rienda
asigún sean los chiflidos;
y en los largos recorridos
pa'ver alambrao y aguada
si se alza una liebre'chada,
¡san se acabó, lo tranquilo!
porque's como rejucilo
pa'tenerla acorralada.

Y en esos inviernos fieros
vientosos y yovedores
cuando escasean los calores
y hasta se'scuenden los teros,
cuando en algunos potreros
el agua se'nseñorea
y al recorrer, se hace idea
de golver al poco rato,
risulta que's como pato
el perro pa'l agua, vea.

Y en la noche - a los ronquidos
cuando descabezo un sueño-
es guardián que pone empeño
teniendo alerta un gruñido.
Él es cumpa decedido
por más bravo que sea el pique,
no le conozco un achique
y sí lo sufrido que's
¡porque no tiene revés
mi perro amigo, "El Cacique"!

(11/03//1988)

(Imagen tomada de "Décimas Gauchas", de Cupertino del Campo. Ed. Zamora 11/1958 - página 151)