martes, 27 de agosto de 2013

Huella de los reseros

Marca el fin ya la noche
de otra jornada,
y en un bajo la tropa
ya fue rodeada.

Se revuelcan los fletes
desensillados,
las madrinas maneadas,
cerca han quedado.

Unos hacen la ronda
y otros charlando,
sentaos en los garrones
'tan churrasqueando.

A la huella resero
siempre de paso
soñando con un rancho,
durmiendo al raso.
A la huella a la huella,
¡jué pucha digo!
Nomás destino'e pobre
así es mi amigo.

Tiritan en lo alto
las Tres Marías,
y anda rondando el fuego
la noche fría.

Cada cual con su pena
se fue a la cama,
mientras la luna llena
su luz derrama.

Cojinillo, bajeras,
mandil y bastos,
el encerao y el suelo
¡bien poco el gasto!

A la huella resero
siempre de paso
soñando con un rancho,
durmiendo al raso.
A la huella a la huella,
¡jué pucha digo!
Nomás destino'e pobre
así es mi amigo.

1 comentario:

Carlos Raúl Risso dijo...

Luis, si querés, agregale que la música es de Francisco Chamorro.
La yunta de autores, amigos míos, con los que en años mozos, hemos compartidos festivales compitiendo en danzas, canto y guitarra, y malambo.