martes, 20 de agosto de 2013

Campero...




Aunque soy nacido y criao
en el ambiente campero
me echó el destino a pueblero
y ya estoy casi agringao,
está todo tan cambiao
en el campo de hoy en día
que si vuelvo le diría,
hasta me hayaría perdido
pues lo que ayí hube aprendido
pa'nada me serviría.

Las estancias en empresas
las han ido transformando,
gastos que hay que ir achicando
siempre en la pionada empieza;
la hectárea tantas cabezas
y kilos por animal,
a nivel empresarial
solo se piensa en el oro
y hasta el trabajo del toro
pa'ahorrar, se hace artificial.

Las cosechas, fina y gruesa
rinden más fertilizando
y en aviones fumigando
matan plagas y malezas.
La madre naturaleza
cada vez más agredida
sufre especies extinguidas
y alteración ambiental
siendo que lo natural
siempre fue fuente de vida.

Hoy ya no me sirve más
hacer cabayos de pecho
de aqueyos que una vez hechos
nunca se largan pa'atrás,
si no ha de volver jamás
cuando a cabayo se araba
seis al doble se le ataba,
ocho al triple pesadón
y en chata, carro o vagón
lo cosechao se sacaba.

En esquilas a tijera
o juntando maíz a mano
por más que sea algo baquiano
hoy la maquinaria impera;
de qué me vale que fuera
medio diablón pa'entablar
y que supiera arreglar
un cabayo con maestría
si en los tiempos de hoy en día
ya ni se usa dominguiar.

De qué me sirve saber
manejar algo el trenzao
si en manga, brete o cepiao
se hace hoy lo que a lazo ayer
y de poco sirve hacer
bien en la boca un bagual
porque ya no es habitual
sin andarse abatatando,
lucirse desternerando
en la puerta de un corral.

De que me vale, haber sido
un aventajao tropero
si el oficio de resero
hoy ha desaparecido
y pa'qué haber aprendido
la gran ciencia campesina
de curar el mal de orina,
gusano, empaste o manquera
si hay pa'un animal cualquiera
doctores en medicina.

Yo que de un cuero'e vacuno
y partes del de un bagual,
sin ser soguero oficial
saqué pilchas pa'más de uno;
si hoy tiene valor alguno
será por lo artesanal
porque en la época actual
con sintéticas correas
se hacen riendas y maneas,
mañadores y bozal.

No estará mal que así sea,
tal vez hasta sea mejor
pero por culpa'el motor
pa'mí el trabajo escasea
y aunque cueste que uno crea
y el cambio le desagrade
ya no hay posibilidades
pa'l que empezó de "boyero"
porque hoy los hombres camperos
se hacen en las facultades.