miércoles, 21 de agosto de 2013

Atadito




(Recitado)
Calagualero y Minuano
madrugador de cosechas
tras el filón vegetal
que desde siempre te espera.

De tanto andar por los montes
el ñapindá te abrió huella
como sellando en tu piel
los derechos a las sierras.

De tan baqueano que estás
sobre donde nadie penetra,
no hay rumbo que tú no entiendas,
tienes la mano yuyera
mano de poda y de siembra
que no es cortar destruyendo
sino cortar y que vuelva.

¡ Calaguala, calaguala!
 pide el matíz que tu quieras
que allá en el abra soleada
la verde luz se cosecha.

Si la prefieres oscura
iré a buscarla a las cuevas,
total para darte gusto
se donde pinta las Sierras.

Difícil que en el regreso
no viaje en la verdinegra,
algun pichón de calandrias
o algún mechón de carquejas.

Por allí baja "Atadito",
Minuano y Calagualero
tiene destino de planta
pero la escuela es de cerro.
............................................
Soy penitente y verdún,
Arequita mirador,
coronilla y carobal
de Polanco ¡cómo no!
trepo y voy,
como el sol
silbo y voy,
soñador
calagualero.

La calandria saludó,
el saviá me ve pasar,
miraré del Pororó,
la Salamanca de Aiguá.

Tero soy,
Molle soy,
Ñapindá,
Canelón,
Calagualero.
 ........................................
(Recitado)

No la corto de raíz,
no la quiero desangrar,
por eso la corto así
con el cuero de empalmar;
muchos cortan porque si
yo voy sembrando al cortar,
si mil fogones prendí
mil plantas dejé al marchar
y un lagarto fogonero
que casi sabe bailar.
........................................
Verde oscuro cortaré,
verde de luz de claridad;
en mi andar le dejaré
sombra y luz a la ciudad.

Dame miel,
camoatá,
dame miel...
¡cómo no!,
calagualero.

Calaguala corto aquí
con rumbo a la capital,
esa sierra que hay en mí
nunca me dejó sin pan.

Trepo y voy
como el sol,
silbo y voy,
soñador,
calagualero.
..................................................
(Recitado)

Canto de la serranía
despertando nidos nuevos
donde el oficio del canto
tiene la edad de los tiempos.

Cuatro puntos de la lona
que atan un mazo de sierras
en cada punta va un rumbo
y en cada rumbo tus huellas.