lunes, 10 de septiembre de 2012

Sin rayeros


Para mi aparcero "El Pampa Filemón"

1
Pa’ llegar al “Trompezón”
a conocerlo, aparcero,
doce leguas a mi overo
le hice dar de un galopón.
Conversando, Filemón,
un refrán medio viejaso
sale a mi memoria al paso
sin que nada lo detenga,
“¡No hay mal que pa’ bien no venga!”
que hoy llega justito al caso.
2
Casi salimos trensaos
como que no somos lerdos
y es por eso que me acuerdo
de ese refrán tan mentao.
Mucho me alegro, cuñao,
sintiendo hasta cierto orgullo
dejar de lao sin barullo
aquel gaucho desafío,
¡hoy usté es amigo mío,
y yo honrao de serlo suyo!
3
Las carreras entre amigos
igual que tirar la taba
a la larga en fija, acaba
por hacerlos enemigos.
Aunque es verdá lo que digo
siempre el juego me ha gustao
pero he tenido cuidao,
en carreras o en el “güeso”,
no jugar jamás un peso
contra un amigo estimao.
4
En cuestiones de carreras
si el chuzo no es guapo y fuerte
no me confío de la suerte
porque la suerte es matrera.
Yo me he topao en cuadreras
con fletes renombradasos
y hasta me he dao el gustaso
venir todo el tiro, ufano,
una rienda en cada mano
y el rebenque abajo ‘el brazo.
5
Su “tordillo azafranao”
es lindo pu’ande lo mire
y en la cancha, ande se estire
se debe venir cortao.
A mi “tordillo platiao”
ya vido que no le escondo
y aunque soy medio redondo
la franqueza está primero:
¡con su mentao parejero
me hubiera metido a l’hondo!
6
Usté tiene un flete bueno
sanito ‘e las cuatro patas
pa’ defenderle la plata
en cualquier tiro y terreno.
Flete que tráindolo “al freno”
el rebenque está de más
y yo sé que usté es capaz
de correrle al más pintao
dar punta y ganar cortao
mirando al otro pa’ atrás.
7
Cuesta igual pa’ mantener,
usté sabe mi aparcero,
lo mismo un pingo ligero
que un sotreta pa’ correr.
Mil veces yo pude ver
muchos hombres querendones
jugarse los patacones
a sus fletes dando usura,
¡son de estampa una hermosura
pero pa’ correr maulones!
8
Antes de dirme, paisano
quiero mi rancho ofertarle
pa’ cuando caiga, apretarle
su gaucha y sincera mano.
Usté que es buen campechano
mi convite no se ataje
porque sé que en mi paraje
pa’ su patrón, reseriando
suele cáir de cuando en cuando
con alguna tropa en viaje.
9
Aunque pobre, en mi tapera
siempre hay pa’ arrimar al fuego
un costillar de borrego
o alguna achura ‘e ternera.
Le alvierto, que la tranquera
a la usansa del pasao
nunca conoció el candao
y ansina ha de continuar
pa’ abrirla y poder cerrar
sin bajarse del montao.

-------------------------------------------
Versos de “El Zurdo Nicasio”, o sea, Pedro Risso