martes, 15 de julio de 2014

Entre viejos



(Dibujo: Eleodoro Marenco)





















-Dicen de que Zoilo chico
se está viniendo pobrón?
-Ese no salió al patrón
ni al tío don Federico!...
El finao que era hombre rico,
le dejó güena fortuna,
pero él, una por una,
va las estancias tirando...
¡y el sol se l'está dentrando
y se le escuende la luna!...

-Eso amigo es la ciudá
que los tira y los atraca,
pero no ven que la vaca
plata pa tirar, les da.
Es una temeridá
que fortuna como esa,
por falta'e güena cabeza
se vea que baja y baja...
¡Al jagüel que no trabaja
se le seca la represa!

Cayeron un día, trajiaus,
él y dos que lo seguían,
ni los ojos se les vían
tras unos vidrios quemaus;
habló de baúles compraus
pa dir a Francia, Inglaterra,
porque le han contao que encierra
mucho lindo lo extranjero...
¡Pero no han pensau, primero,
conocer bien a su tierra!

El es puro Mar del Plata,
autos, lujos, maravillas,
del padre vendió tropillas,
recaos y priendas de plata;
todito lo desbarata,
lo ha fundido o lo ha empeñao,
pero nunca ha reparao
que con lo que tira, rueda
el nombre 'e Zoilo Sepeda,
¡santa herencia del finao!

Dicen que a unos cabarece
que es güen sitio pa farriar
temprano sabe dentrar
y gastando se amanece;
lo demás no le merece,
no tiene al trabajo apego;
se ha hecho aficionao al juego,
ruleta, naipes, carreras,
y lo arrastran las polleras.
¡Y ésa es la madr'el borrego!