lunes, 13 de enero de 2014

Arterias de plata (Milonga)



Una milonga se duerme
al va y ven de la guitarra,
son seis venas que se vuelcan
en el vientre de la caja.

Seis voces inmateriales,
seis fibras de sangre mansa,
seis grillos en la madera
desgranando la nostalgia.

La boca entreabierta avesa,
el cuello besado canta,
la sangre corre fecunda
por seis arterias de plata.

Siento toda la canción
caliente, dentro del alma,
tras el amor el recuerdo,
sobre el dolor la esperanza.

Los sueños llaman y mueren,
el fuego quema y se apaga,
y hay un temblor de caderas
estremeciendo guitarras.

Caderas de hombre, ceñida,
caderas de mujer, blandas;
y dentro de ellas, la vida
y envolviéndolas el alma.

Sobre la hembra sonora,
mi queja vibra callada,
la mano busca el silencio
y el silencio, la garganta.

Una milonga se duerme
al va y ven de la guitarra,
un vientre bebe la sangre...
de seis arterias de plata.