viernes, 30 de septiembre de 2016

No lo hagas galopiar


(Pintura: Juan Manuel Blanes)

¿Por qué guasquiás al doradiyo ansina?
¡Total!, po' un trompesón.
¡Ah!, cómo se conose qu'en la vida
sos entuavía mamón.

Cuando en un tiro de volcao, el tiempo
te piale de muñecas
y las avestruseras de los años
se te hagan un ñudo en las masetas...

Cuando la serrasón del desengaño
te haya blanquiao el pelo
y los chuzasos del invierno crudo
te charquéen de arrugas tuíto el cuero...,

Cuando la vista, ¡de haber visto tanto!,
se te haya puesto güera
y tengás corcovao el espinaso
de aguantar la maleta de las penas...,

Risién, entendé bien, risién muchacho
sabrás por qué te digo:
no lo hagás galopiar; yeválo al tranco,
ansina no trompiesa el doradiyo.