lunes, 28 de marzo de 2016

Quien me quita lo bailado (Chamamé)

(Pintura: Molina Campos)


Dice mi suegra
que iré al infierno cuando me muera,
me las aguanto que voy hacer.
Pero ni el Diablo
le saca el gusto a mi calavera
de haber cantado y haber bailado
este chamamé.

Cuando soy rico
yo pa tenerle miedo a la muerte
tengo la suerte del yacaré.
Vivo del río
juntando siempre pa'la pelada*
si no me lleva la correntada
pa'Santa Fe.

Estribillo:
No es que me guste la diversión
sino que pide mi corazón
caña y bailongo
para sacarse la comezón.
Que en la semana vos lo sabés
la paso a mate y a tereré*
dele aguantarme
para bailarme mi chamamé.

Vení guainita*
le demos gusto a la güesería*
nos sobra el tiempo
para llorar.
Pa'un tape* pobre
no hay más fortuna que la alegría
de chupar caña y darse maña
pa'enamorar.

Tengo la piedra
de imán pa'trairte de donde quiera
y una plumita
de caburé.*
Que sigún dice
doña Rufina, la culandrera*
pa'l mal de amores no hay medecina*
como el payé.*


Vocabulario:

*"pa' la pelada": uso para referirse a la muerte sin nombrarla.

* tereré: Mate de yerba servido frío.

*guainita: en el litoral argentino se le dice así a la "mujercita".

*güesería: por montón de huesos.

*tape: lo usan los guaraníes y pueblos del Guaira para referirse al "petiso". Peón del litoral. Camino: en guaraní.

*caburé: lechucita o búho; ave de unos 16cm de tamaño. En Argentina hay 3 especies. (No confundir con el alilicucu). En nuestra región pampeana puede verse el caburé chico ("Glaucidium brasilianum) Son bastante diurnos pero son mas frecuentes en la noche. Confiados. Responden a la imitación de su voz. (Sin orejas). Cara simulada en la nuca. Cejas blancas. Barba y y gargantas blancas separadas por un collar pardo. Son acosados por otros pájaros. Se alimentan de toda clase de mamíferos, aves, reptiles, peces e insectos.
Poseedor de variadas leyendas se cree que su chistido atrae la mas variada cantidad de pájaros eligiendo luego la pieza de su agrado, la hipnotiza y devora...  con su aleteo estruendoso, ahuyenta a las demás. De ahí es que existe la creencia de quien posee una de sus plumas le ha sido traspasado su poder pa hipnotizar...y atraer la buena fortuna en los negocios, la guerra, el juego y ...las  señoritas!
Otros nombres: Cabureí y el Rey de los Pajaritos...

“Porque el corazón del caburé con ser tan chiquito está lleno de brujerías y de ciencia”, Don Segundo Sombra. (Ricardo Güiraldes).

Apuntes de leyenda sobre el Caburé:

Ambrosetti cuenta que en cuestiones de amor no hay nada más efectivo que el payé (o amuleto) hecho con una mezcla de plumas y sesos de caburé con bermellón. Este talismán era muy usado en las provincias de Misiones y Corrientes, donde un indio Chunupí, le quiso vender uno de estos payé diciéndole que era bueno para conquistar “chinas”.

Los payé eran elaborados por los chamanes a pedido personal de los interesados. Se hacían metiendo en una bolsita llamada guayaca, dos plumas de caburé, una piedrita imán y una pizca de contrayerba, taropé o caápia (Flaveria trinervia). La guayaca se lleva colgada del cuello, tratando de que quede bajo el brazo izquierdo y sin abrirla jamás.


No hay acuerdo sobre cuáles son las mejores plumas para el payé, se dice que son las de abajo del ala izquierda, o bien la séptima remera de dicha ala o bien las plumas del álula. Si el payé es para asuntos amorosos, bastará con colocar dos plumones, pero si se hace para obtener dinero, convendrá poner dos plumas más grandes. De todos modos se aconseja no matar nunca un caburé para sacarle las plumas sino que las más efectivas son las que se le desprenden solas.

Conservar el corazón de un caburé en un frasco con agua bendita otorga grandes poderes: ver a través de las paredes, las ropas y los naipes tapados, y escuchar a grandes distancias las voces de la gente. El que escribe con pluma de caburé obtendrá los favores del o la destinatari@ de la carta. Quien logre mantener un caburé vivo en su rancho gozara de mucha suerte en su vida. Esto no parece difícil ya que según Giai: “Se adapta muy bien a la cautividad, aunque es un tanto apático e indolente y deja de reconocer a sus dueños, abandonando la casa si se lo pone en libertad.”

Según Bertoni el poderoso padjé o  payé consiste en “una mosca (mberú) parásita que habita bajo el plumaje de esta ave, viviendo á su expensa. La famosa mosca (que la he visto en él y en otras muchas aves), es de aspecto algo así como una garrapata con alas, larga 8 mm., muy aplastada y de color pardo claro, sumamente rápida y ágil para ocultarse bajo el plumaje; en fin científicamente no tiene nada de mosca.”

El hombre que posea esta mosca como payé “puede ser dueño absoluto de la voluntad de todas las niñas que quiera, y hasta ellas mismas lo buscan y siguen como los pajarillos hacían con el Kavuré-í.” Pero conseguir ese talismán resulta sumamente dificultoso: “En primer lugar hay que cojer al Kauvré-í vivo, el día viernes, no otro día; luego hay que quitarle la mosca antes que pueda moverse; lo que es bastante difícil, porque además de moverse, ensangrentaría las manos, pues su ferocidad es extraordinaria (...) Hecho esto, se da libertad al ex-dueño del padjé, el cual según dicen, se vuelve estúpido y cobarde después de quitarle la mosca y los pajarillos ya no le hacen caso.”

La mosca se conserva hasta el Jueves Santo y a la noche de ese día hay que llevarla muy adentro del bosque, tanto que no se escuche el canto del gallo. Allí se encienden velas y se pasa toda la noche velando la mosca.

“Cuando llega la media noche empieza á oírse los más extraños ruidos infernales que la imajinación pueda concebir; ya parece que tiembla toda la tierra, ya se oye en torno de sí atronadores rujidos de fieras; cuando más se acerca la madrugada, más redoblan los ruidos. Por último se ven acercar, fieras y animales monstruosos, que dicen son los habitantes del infierno y haciendo ruidos espantosos, llegan en ademan agresivo. Este es el momento crítico y la mayor parte huyen espantados, dejándolo todo; pero el que llegase á imponerse al espanto hasta el alba, hora en que desaparecen todos los habitantes del infierno, tienen un talismán milagroso.”


Si no se puede lograr la mosca hay que contentarse con algunas plumas del ave, especialmente las de la fase rojiza o kavwei-puihtá. Esta superstición debe tener origen en la presencia de moscas parásitas de la familia Hippoboscida en los caburé, por ejemplo la especie Ornithoica (Ornithoica) vicina que parasita numerosas especies de aves sudamericanas.

Los qom del Chaco también fabrican con plumas de tonelec (caburé) un talismán o iyaxaic que les permite la conquista amorosa como posesión de otra persona. Pero si esta posesión lleva al maltrato, el efecto del iyaxaic se invierte y el que lo utilizó se vuelve melancólico, triste y solitario. (Extractado del blog www.historiaszoologicas.blogspot.com.ar ( "Historias Zoológicas" del Dr. Alex Mouchard )

2 comentarios:

Cimarrón dijo...

Tu blog es un fogon que no se apaga, meta quebracho y astilla pal verso... gracias, seguro es una inspiracion pa mucha gente, al menos pa mí.

gauchoguacho dijo...

Chas gracias don Cimarrón! y ud es un brasero, aparcero, d'este fogón! Va un abrazo paisano!